martes, 13 de julio de 2010

Albornoz blanco en el patio colgado

Tengo la terrible sensación de que se me ha gastado la punta de mi lápiz,
he perdido las tapas del cuaderno y las ideas se han ido con otra gente que
sepa tratarlas mejor.

Puede ser que algún día le saque punta con mis afilados dientes,
que hasta entonces solo mordisquean la importante parte de atrás
que no permite que la mina se desprenda de su abrigo de astillas.



Hace mucha calor, puede que también sea eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario