jueves, 9 de julio de 2009

copiar y pegar

Intento que cada cosa parezca lo más similar posible,
pero las paredes son distintas,
no cuelgan de ellas los mismos cuadros.

El calor insoportable y pegajoso,
crea un contexto parecido al cerrar los ojos,
pero el olor es distinto.

Los nombres están escritos en la pluma,
¿por dónde empiezo a tatuar?

Y de este reflejo de pensamiento,
sin darme cuenta termine de ahogar
mi pajita en el vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario